LE PURE Blog

Cómo proteger la cara del frío

Picture of Woman Protecting Skin from Cold Weather

La piel seca puede producirse en cualquier época del año, pero se convierte en un problema muy común en otoño e invierno. Hay una serie de factores que pueden afectar a la salud de la piel cuando las estaciones se vuelven más frías, pero afortunadamente hay medidas que se pueden tomar para el cuidado de la piel en invierno.

YouTube video

Síntomas de la piel seca

Existen varios síntomas de la piel seca más allá de sentir que la piel está seca. Identificar los síntomas que padece puede ayudar a determinar las medidas adecuadas para protegerla.

Los síntomas más comunes de la piel seca son:

  • Piel irritada y con sensación de tirantez
  • Picor en la piel
  • Enrojecimiento e inflamación (especialmente en las mejillas)
  • Textura áspera, descamación y/o piel que se pela
  • Piel grisácea y apagada
  • Poros y piel fina
  • Una barrera cutánea deshidratada
  • Secreción insuficiente de sebo
  • Estrato córneo deshidratado

Si su piel está enrojecida y descamada en determinadas zonas (pliegues cutáneos como el surco nasogeniano, las cejas, el nacimiento del pelo y alrededor de la nariz y la boca), pero es grasa en otras partes, es posible que tenga Dermatitis Seborreica y debe seguir el tratamiento de la piel seborreica.

¿Por qué tengo que proteger la cara del frío?

Antes de identificar las medidas que debes tomar para proteger la cara del frío, es útil entender los diferentes factores estacionales que podrían ser la causa de que tengas piel seca.

1. Un cambio de clima: Las temperaturas frías, la lluvia o la nieve intensas y los vientos fuertes pueden debilitar o eliminar la humedad de la piel, haciendo que se sequen nuevas zonas o empeorando la piel ya seca. Si no tomas las medidas adecuadas para reponer la humedad en tu piel, esta se irá secando cada vez más con el tiempo.

2. Calefacción en espacios interiores: A medida que el tiempo se vuelve más frío, la mayoría de los habitantes del norte de Europa y América encenderán la calefacción. Esto puede resecar la piel, ya que la calefacción en interiores reduce la humedad en el aire.

3. Duchas más calientes: Al igual que ocurre con la necesidad de encender la calefacción, es posible que en los meses más fríos te duches con agua más caliente. Sin embargo, lavarse con agua caliente puede eliminar los aceites que se encuentran naturalmente en la piel, y la dejamos sin sus antídotos y defensas naturales que llevan a tener la piel seca.

4. Falta de luz solar: Nuestra capacidad para obtener los niveles correctos de vitamina D disminuye considerablemente debido a la falta de luz solar en otoño e invierno. La vitamina D es esencial para la salud de nuestra piel, así como para el sistema inmunitario, las hormonas, la salud mental, el corazón y las glándulas tiroideas. Si hay falta de vitamina D afectará a nuestra piel.

5. Cuidado de la piel con sustancias sintéticas o químicamente modificadas: Muchos productos para el cuidado de la piel contienen sustancias que la piel no reconoce como naturales y, por tanto, permanecen en la superficie de la piel. Esta capa artificial da una falsa sensación de que la piel está bien nutrida, pero es exactamente lo contrario. La piel no puede respirar correctamente y, una vez eliminadas estas sustancias, la piel está más seca que antes.

6. Frotar en exceso durante la limpieza: Frotar la piel todos los días durante el ritual de limpieza puede dañar la película hidrolipídica y hacer que la piel sea vulnerable a las agresiones externas, como los climas duros y el frío. Sentarse y acariciar la piel durante la limpieza es uno de los rituales de cuidado de la piel más olvidados para contrarrestar la piel seca. Rituales como la técnica de Limpieza facial Antiedad Face Cleansing cambian las reglas del juego cuando se trata de luchar contra la piel seca.

7. Otras afecciones de la piel: El frío puede hacer que nuestra piel se sienta vulnerable y menos resistente a otras afecciones cutáneas existentes o latentes. Hay muchas afecciones cutáneas que pueden provocar tener la piel seca, como la cuperosis, la rosácea o el eczema, entre otras. Por eso es más importante que nunca el cuidado de la piel en invierno y proteger la cara del frío con una rutina eficaz de cuidado de la piel.

¿Cómo proteger la cara del frío?

Smooth Addiction para prevenir la sequedad cutánea en climas fríos

En función de sus síntomas y de los nuevos conocimientos adquiridos sobre los factores que pueden estar causando la sequedad de la piel, podrás determinar las medidas oportunas y productos a usar para el tratamiento y cuidado de la piel. Por otro lado, hay algunas medidas preventivas que todo el mundo puede tomar para ayudar a aliviar la piel seca en los meses más fríos.

Consejos para el cuidado de la piel en invierno:

  1. Utiliza agua tibia para conservar los aceites que se encuentran naturalmente en tu piel.
  2. Utiliza productos de cuidado de la piel naturales y orgánicos que la nutran, en lugar de productos con agentes jabonosos y químicos que la resequen.
  3. Invierte en una crema limpiadora suave sin agentes jabonosos para eliminar la suciedad, el maquillaje y los contaminantes perjudiciales, manteniendo al mismo tiempo la barrera protectora natural de su piel.
  4. Intenta incluir dosis extra de ácidos grasos equilibrados a través de tu dieta y de artículos para el cuidado de la piel como el aceite de semilla de cactus Opuntia, el aceite de aguacate, la manteca de karité y la manteca de cacao.
  5. Considera la posibilidad de añadir a tu rutina de cuidado de la piel plantas que contengan vitamina C de forma natural para restaurar y mantener la hidratación y la elasticidad de tu piel.
  6. Presta especial atención a las zonas que están más expuestas a los elementos más fríos, como las manos, la cara y los labios.
  7. Sin embargo, no te olvides de cuidar el resto del cuerpo, ya que la sequedad de la piel corporal también puede afectar a la de la cara. Intenta usar muy poco jabón cuando te laves el cuerpo para proteger la barrera protectora de tu piel y ayuda a rehidratarla por la noche con aceites de hidratación profunda.

Aunque tener piel seca por causa del frío es inevitable para muchas personas, estos métodos deberían ayudar a calmar los dolores y a mantener la piel lo más hidratada y sana posible. Para obtener más consejos sobre el cuidado de la piel en invierno, lee nuestros consejos para el cuidado de la piel en otoño.

Compartir
WhatsApp
Facebook
Twitter
Email
Productos relacionados

Bálsamo Hidratación Total

103 177 

Crema Rica Regenerante y Reafirmante

41 109 

Aceite-Sérum Reestructurante

41 103 
Contenido relacionado
Welcome to our newsletter LE PURE
Newsletter
Suscríbete a la newsletter de LE PURE para recibir información importante sobre el cuidado integral de la piel. ¡Descubre cómo puedes tratar y mejorar tu piel desde el exterior y el interior!