LAS CAUSAS DE LOS LABIOS SECOS Y CORTADOS

La piel de los labios es muy delgada dado que tiene solo de tres a cinco capas celulares, comparado con la piel facial que puede tener hasta 16 capas. Los labios no tienen glándulas sudoríparas y por lo tanto no hay la capa protectora de sudor y sebo que mantiene la piel facial suave, regula la temperatura e inhibe patógenos. Por esas razones los labios se secan con más facilidad y se pueden agrietar

Por el otro lado, los labios se renuevan cuatro veces más rápido que el resto de la piel. Por lo tanto, si aplicamos el producto adecuado, los labios se regeneran rápidamente. Los labios tienen la tendencia de decrecer (hasta 1 mm cada 5 años). Por eso es muy importante cuidar los labios para frenar el envejecimiento y para conservar mejor su grosor

 

Recomendamos aplicar solo ingredientes biodisponibles en los labios (ingredientes que el cuerpo reconoce y que se podrían comer). Es importante evitar la aplicación de grasas sintéticas, derivados del petróleo, grasas hidrogenadas (Cetearyl Alcohol, Caprylic/Capric Triglyceride, Stearate, etc.) y ceras (de abeja, lanolin, etc.). Estas sustancias crean una capa encima de los labios que da la sensación de nutrición, pero los labios delicados no se nutren en profundidad y se entra en un círculo vicioso de labios que se manifiestan constantemente secos.

 

Los productos ideales para nutrir y proteger los labios son el bálsamo Smooth Addiction y el aceite Eye Euphoria. Según el clima y otros factores recomendamos la aplicación diaria o, en ciertos casos, se puede aplicar incluso varias veces al día. También es muy beneficioso aplicar el sérum Lumière Eternelle o Silk Resurrection en la piel alrededor de los labios. Gracias a la rápida renovación de la piel de los labios, no es necesario hacer peelings de esta piel tan delicada. En caso de llevar pintalabios, recomendamos la previa aplicación de Smooth Addiction.

Hay muchos otros factores, externos e internos, que influyen en la salud e hidratación de los labios:

EXTERNAL FACTORS

Factores medioambientales como la temperatura extrema (tanto frío como calor) y también cambios bruscos de temperatura como los podemos experimentar durante el cambio de las estaciones.

La exposición excesiva al sol también puede afectar a la piel de los labios.

Mucho viento y humedad juegan un papel importante en el caso de labios secos, agrietados y cortados.

FACTORES INTERNOS

En caso de fiebre, infecciones, alergias, malas digestiones, consumo de tabaco y alcohol, mal estado de los dientes y encías (como por ejemplo la gingivitis) pueden influir de manera negativa en los labios. 

Hay enfermedades como por ejemplo los resfriados, catarros y la gripe que pueden perjudicar la salud de los labios. Ciertos medicamentos pueden afectar a la piel de los labios.

También la falta de un buen descanso nocturno y la ansiedad (morderse la piel de los labios) puede resultar en labios secos y cortados.

Otro factor agravante para el estado de la piel y de los labios puede ser un desequilibrio del sistema hormonal. El hígado es un órgano que tiene una gran influencia en la salud de la piel y de los labios.

ALIMENTACIÓN

Una alimentación con carencia de ciertas vitaminas, la vitamina D, las vitaminas A y las del grupo B (sobre todo la riboflavina) afecta de manera negativa el estado de la buena hidratación de la piel y de los labios. 

El equilibrio de las cadenas Omega 3, 6, 7 y 9 es muy importante para la piel y los labios. Cuando hay un desequilibrio en la alimentación de estas cadenas, la piel y los labios se ven afectados.

Un aporte adecuado de ácidos grasos esenciales en niños, adolescentes y adultos ayuda a prevenir estados carenciales, enfermedades crónicas y problemas dermatológicos que en muchos casos se ven reflejados en la salud de los labios. 

VITAMINA D

El déficit de vitamina D es cada vez más frecuente en el mundo. Nos exponemos poco al sol, porque pasamos mucho tiempo en espacios interiores. Y cuando estamos en el exterior muchas personas aplican cremas solares protectoras que bloquean la síntesis de la vitamina D. Con la pandemia hemos estado todavía menos expuestos al sol, por lo tanto también hemos observado más problemas de piel relacionados con la falta de vitamina D.

EMBARAZO

Una mujer embarazada o en la fase de lactancia deberá cuidar mucho los niveles de ácidos grasos esenciales ya que en caso de carencias, estos se verán reflejados en la piel, en los labios y también afectarán al estado de ánimo de la persona. Además hay estudios que demuestran que en el feto se acumulan alrededor de 65 miligramos de Omega 3 por día durante el último trimestre y la lactancia.