shop

Zen Solaire

Bálsamo solar biológico y físico

Zen Solaire es el primer protector solar completamente orgánico del mundo, un producto revolucionario en el marco de la protección de la piel frente a los rayos UVB, UVA, IR (infrarrojos) y la luz azul. Con su concentración inigualable de nutrientes de plantas con propiedades antiedad (88%), potencia los mecanismos de defensa naturales de la piel, aumentando su capacidad para combatir los radicales libres y prevenir el envejecimiento prematuro.

Reproducir vídeo
open 30 ml jar of Zen Solaire LE PURE
Zen Solaire

80 150 

¡Lo amo!

"¡Lo amo! Es el mejor producto para cuidar tu piel de verdad, para apoyarla y no ir en contra de ella, permitiendo así obtener los beneficios del sol sin hacernos daño."

Dominika Paleta - Actriz
PREMIOS
2022 Finalist Beauty Shortlist Awards - Mama & Baby Awards
2022 Finalist Natural Health Beauty Awards
2023 Commended Beauty Shortlist Awards
2022 Winner Natural health Beauty Awards
Beneficios

Protector solar facial natural

Zen Solaire establece un nuevo estándar de lo que debe ser un protector solar orgánico. Su composición pionera destaca al contener la mayor concentración (88%) de plantas con propiedades fotoprotectoras del mercado.

Esta fórmula única combina, el potente filtro solar biológico de las plantas con la cantidad ideal de filtros físicos (12%). Este equilibrio único permite a la piel sintetizar vitamina D, a la vez que refuerza sus autodefensas para combatir los radicales libres.

El amplio espectro de protección solar SPF 20 de esta fórmula innovadora es suficiente para proteger la piel eficazmente de los rayos UVB y UVA, al tiempo que la protege de los daños celulares y de la hiperpigmentación.

Beneficios de Zen Solaire

  • Protege eficazmente de los rayos UVB, UVA, IR y luz azul
  • Aporta nutrientes esenciales y potentes antioxidantes
  • Aumenta los mecanismos de autoprotección de la piel
  • Potencia las funciones de reparación celular de la piel
  • Combate los radicales libres durante todo el día
  • Previene las irregularidades celulares y la disminución del colágeno de la piel
  • Favorece una pigmentación uniforme gracias a la síntesis de vitamina D

¿Es suficiente un SPF 20?

Un SPF 20 ya bloquea el 95% de los rayos UVB, y valores de SPF superiores solo aportan un incremento muy pequeño: el SPF 30 bloquea el 97% y, el SPF 50, el 98%. Siempre queda un pequeño porcentaje de rayos UV que son capaces de infligir daños en la piel, incluso si no se presentan signos evidentes de quemadura solar o enrojecimiento.

Los nutrientes fotoprotectores de las plantas desempeñan un papel clave, ya que ayudan a la piel a neutralizar los radicales libres de la radiación UV que los protectores solares no pueden bloquear. Combinado con una exposición gradual al sol, Zen Solaire refuerza las defensas naturales de la piel, haciéndola más resistente a los rayos UV. Esta ventaja no se ve reflejado en los tests estándar de SPF, ya que estos análisis suelen realizarse en un solo día y sobre una piel que nunca ha estado expuesta al sol.

Protectores solares con alto SPF pero sin nutrientes de plantas

Las fórmulas convencionales de protección solar contienen poca o ninguna cantidad de plantas fotoprotectoras. Aunque bloquean la radiación UV, no refuerzan el mecanismo de defensa natural de la piel. Por este motivo, a menudo se recomienda utilizar un SPF 30 o superior para compensar la falta de nutrientes de plantas. La Comisión Europea considera que un SPF de 15 – 25 es suficiente para proteger la piel de los daños causados por los rayos UV.

Tipos de protectores solares

Existen diferentes tipos de protectores solares (químicos, físicos y biológicos). Zen Solaire combina la cantidad ideal de protección solar física (minerales) con más de tres cuartas partes de protección solar biológica.

Las plantas utilizadas en el protector solar facial natural Zen Solaire contienen una importante concentración de protección solar biológica que les permite filtrar y neutralizar los radicales libres producidos por la radiación solar. Los potentes nutrientes de estas plantas son absorbidos inmediatamente por las capas más profundas de la piel, y solo los minerales permanecen en la superficie cutánea.

Protección solar, síntesis de vitamina D y pigmentación uniforme de la piel

Los beneficios de la vitamina D en la piel se obtienen cuando esta es capaz de sintetizar la vitamina D a partir de los rayos UVB.

La mayoría de los productos de protección solar interfieren en la síntesis de la vitamina D debido a los filtros químicos, la alta concentración en minerales o al uso de sustancias que cubren la piel (estearatos, etc.).

La vitamina D es esencial para todo el organismo, así como para el funcionamiento correcto de los melanocitos (pigmentos de la piel), que son los que favorecen la pigmentación uniforme. Un consumo adecuado de sol en combinación con la fórmula única de Zen Solaire se convierte en una práctica beneficiosa.

Protección solar natural

Zen Solaire está elaborado a partir de filtros de protección solar natural (biológicos y físicos) y está enriquecido con extractos de plantas enteras y grasas beneficiosas prensadas en frío. Estos nutrientes biodisponibles son absorbidos instantáneamente por la piel y le permiten luchar contra los radicales libres durante todo el día.

La proporción ideal de minerales (12% de dióxido de titanio, óxido de zinc) permanece en la superficie de la piel, dispersando y reflejando la radiación solar, pero, a su vez, permitiendo que la piel respire y sintetice la vitamina D. Por el contrario, los productos con un SPF alto interfieren en la síntesis de la vitamina D, lo que puede provocar hiperpigmentación.

Todos los nutrientes de plantas de la formulación Zen Solaire (extractos de plantas enteras, aceites y mantecas de plantas, aceites esenciales) se elaboran crudos a temperaturas inferiores a 40ºC. Este método de preparación suave y en crudo preserva el máximo contenido en nutrientes.

Lista completa de ingredientes (INCI) del bálsamo Zen Solaire

Butyrospermum parkii butter, Zinc oxide, Cocos nucifera oil, Helianthus annuus seed oil and Calendula officinalis flower extract, Titanium dioxide, Opuntia ficus-indica seed oil, Bixa orellana seed extract, Daucus carota sativa root extract, Silica, Santalum album wood oil, Parfum*

(*de aceites esenciales)

Todos los ingredientes de plantas de la formulación del Zen Solaire tienen CERTIFICACIÓN ECOLÓGICA.

Todos los aceites esenciales de esta formulación son certificados ecológicos y se utilizan en su dosis fisiológica.

Todas las plantas de Zen Solaire, incluidos los aceites esenciales, han sido cuidadosamente seleccionadas para evitar la fotosensibilidad inducida por las plantas. Al contrario, estas plantas fotoprotectoras proporcionan a la piel una mayor protección frente a los rayos UV.

La combinación de ingredientes de Zen Solaire

La protección que aporta este protector solar natural no viene de un solo ingrediente, sino de la combinación de todos sus componentes.

Al encontrar la dosis ideal de cada ingrediente para la fórmula, se consigue proporcionar a la piel el equilibrio perfecto de nutrientes y minerales. La composición de Zen Solaire crea el equilibrio necesario para combatir eficazmente las radiaciones nocivas al tiempo que potencia las funciones naturales de la piel y sus mecanismos de reparación.

Extractos de plantas con propiedades fotoprotectoras

Ciertas vitaminas, minerales, proteínas, grasas y fitoquímicos contienen sustancias fotoprotectoras que protegen la piel de la radiación y de los daños que puede provocar el sol. Estos componentes bioactivos de plantas reducen la intensidad de los eritemas y su capacidad protectora se ve reforzada por sus propiedades antioxidantes.

Las plantas producen fitoquímicos para contrarrestar diversos tipos de estrés, como la irradiación ultravioleta, la agresión de patógenos, los parásitos y los depredadores de plantas. Al crear extractos de plantas enteras, podemos proporcionar a la piel estos fitoquímicos y sus poderosas capacidades protectoras y antioxidantes.

Hay miles de fitoquímicos y algunos de los más beneficiosos para la piel son: polifenoles (incluidos los flavonoides), retinoides, tocoferoles, carotenoides, fitoesteroles, indoles, glucosinolatos y muchos más.

Propiedades y beneficios de los ingredientes de Zen Solaire

Cada ingrediente del protector solar contiene propiedades valiosas y contribuye a la potencia y eficacia del bálsamo.

Manteca de karité (Butyrospermum parkii)

Las semillas de karité proporcionan una grasa vegetal que contiene antioxidantes, insaponificables y ácidos grasos esenciales que tienen extraordinarias propiedades suavizantes y reparadoras de la piel. Esta manteca vegetal también tiene una alta concentración de ésteres de ácido cinámico, que actúan como un eficaz filtro solar contra la radiación ultravioleta. También contiene antioxidantes entre los cuales encontramos la vitamina E, que reduce la inflamación y previene el envejecimiento ya que bloquea las enzimas que degradan las proteínas de la piel.

Aceite de coco (Cocos nucifera)

Las propiedades fotoprotectoras del aceite de coco filtran alrededor del 20% de la radiación UVA a la vez que permite la síntesis de la vitamina D que proviene de los rayos UVB. Este aceite prensado en frío, altamente nutritivo, protege las capas de la piel de la exposición excesiva al sol y ayuda a conseguir una pigmentación uniforme de la piel.

Aceite de semillas de higo chumbo (Opuntia ficus-indica)

El cactus Opuntia produce muchas sustancias fotoprotectoras como parte de su estrategia de supervivencia en el desierto. El aceite de la semilla de higo chumbo tiene un contenido total de hasta el 88% de ácidos grasos insaturados y un nivel excepcional de ácido linoleico de hasta el 70%. Protege contra los rayos ultravioleta y es un potente mediador de la inflamación, esencial para proteger la barrera cutánea y su manto hidrolipídico. El aceite de semilla de higo chumbo también tiene una composición fenólica muy beneficiosa, con una gran potencia antioxidante y capacidad para combatir los radicales libres.

Aceite de semilla de girasol (Helianthus annuus)

El aceite de semillas de girasol tiene un alto contenido en vitamina E y carotenoides, que son importantes antioxidantes liposolubles. Protegen la piel de diversos efectos dañinos debidos a la radiación solar actuando como reguladores de radicales libres.

Extracto de flor de caléndula (Calendula officinalis)

Los pétalos de la flor de caléndula contienen altos niveles de antioxidantes y fotoprotectores en forma de los fitoquímicos carotenoides y flavonoides. La caléndula contiene luteína y betacaroteno, que la piel metaboliza y los convierte en vitamina A.

Extracto de semilla de achiote (Bixa orellana)

La Bixa orellana es un arbusto conocido por sus semillas, que son ricas en un pigmento rico en carotenoides llamado bixina. Esta planta también se conoce como el árbol del lápiz de labios por el color rojo anaranjado natural de sus semillas. Las potentes propiedades del extracto de las semillas regulan la oxidación y protegen la piel de la radiación solar y del envejecimiento prematuro.

Extracto de raíz de zanahoria (Daucus carota sativa)

El extracto de raíz de zanahoria es el extracto liposoluble de la parte comestible y naranja de la zanahoria. Contiene el pigmento naranja beta-caroteno (provitamina A), que es una molécula conocida por sus potentes propiedades antioxidantes, y por ser acelerador del bronceado y regenerador de la piel. El extracto de la raíz también contiene vitamina E y ácidos grasos, que aportan otras propiedades reparadoras de la barrera protectora de la piel.

Aceite de sándalo (Santalum album)

El árbol del sándalo se considera sagrado en la India. El aceite esencial de sándalo tiene propiedades emolientes, antisépticas y antiinflamatorias. Es ideal para las pieles maduras, así como para las pieles con acné o eccema. El sándalo tiene un efecto equilibrante sobre el sistema nervioso. No contiene alérgenos y, al usarlo en su dosis fisiológica, permite calmar y suavizar los efectos de la radiación.

Perfume

La composición del perfume Zen Solaire contiene únicamente aceites esenciales naturales en su dosis fisiológica, es decir, en la misma concentración natural que se encuentra en una manzana o en un tomate. Debido a esta concentración natural, los aceites esenciales no interfieren durante la exposición al sol.

Zinc Oxide, Titanium Dioxide, Silica

Los minerales utilizados en la formulación no están revestidos y tienen un tamaño micronizado (no nano) para que la piel pueda respirar adecuadamente. La dosis utilizada es mínima para que la piel cumpla sus funciones (respirar, eliminar toxinas y realizar la síntesis de la vitamina D).

Protector solar facial sin tóxicos

Zen Solaire es un protector solar natural sin toxinas y contiene las 2 únicas sustancias de protección solar consideradas seguras por la Administración Americana de Alimentos y Medicamentos (FDA). Estas dos sustancias de protección solar física son el dióxido de titanio y el óxido de zinc.

Zen Solaire no contiene ninguna de las sustancias siguientes:

  • Filtros químicos (Oxibenzona, Avobenzona, Homosalato, Etilhexil Metoxicinamato, etc.)
  • Grasas sintéticas (Petrolato, Aceite mineral, Paraffinum Liquidum, etc.)
  • Siliconas
  • Grasas modificadas químicamente (alcohol cetearílico, triglicérido cáprico/caprílico, estearato, etc.)
  • Ceras (cera de abeja/cera alba, cera de carnauba, etc.)
  • Minerales revestidos (El recubrimiento de minerales con otras sustancias no requiere una indicación en la etiqueta. Esta laguna se utiliza a menudo para ocultar ingredientes a los ojos de los consumidores. Los minerales suelen estar recubiertos de grasas hidrogenadas, como los estearatos).
  • Minerales de tamaño nanométrico (indicados como NANO en la etiqueta, pero no si se utilizan para recubrir minerales de tamaño micro)

Los productos con grasas modificadas o con minerales revestidos crean una capa asfixiante sobre la piel. Esto podría provocar un efecto invernadero al exponerse al sol, elevando la temperatura de la piel.

En el mercado se encuentran muchas fórmulas con minerales que están revestidos con estearatos (grasas saturadas) para aumentar el SPF. El problema de esto es que los minerales revestidos pueden asfixiar la piel causando poros dilatados. Desafortunadamente, no hay obligación legal de indicar si los minerales están revestidos o no.

Aunque las fórmulas con minerales recubiertos, grasas sintéticas o modificadas químicamente tengan un SPF más elevado, pueden, en realidad, tener un efecto contraproducente. Pueden alterar el metabolismo de la piel, lo cual amplifica el daño causado por los rayos UVA que penetran en la piel. También pueden interferir en la síntesis de la vitamina D, lo que puede agravar la pigmentación desigual y fomentar la aparición de manchas solares.

Factores medioambientales y de salud de los protectores solares químicos

A pesar de la aprobación de numerosas sustancias de protectores solares químicos por parte de las autoridades sanitarias, está comprobado que muchas de ellas pueden contaminar el agua y causar graves daños a la vida marina. Por este motivo, varias regiones, entre ellas Hawái, han prohibido el uso de protectores solares químicos.

Numerosos estudios han expresado la preocupación sobre la seguridad de las sustancias químicas de protección solar y sus efectos adversos en el sistema endocrino humano. De hecho, la FDA solo reconoce como seguros dos filtros solares: el dióxido de titanio y el óxido de zinc.

La protección solar y los diferentes tipos de piel

Zen Solaire es un protector solar ideal para todo tipo y condición de piel, incluidas aquellas que presentan hiperpigmentación.

La resistencia de la piel a la exposición UV está influenciada por una serie de factores como la localización geográfica, el clima, la estación del año, los minutos de exposición solar diaria, el fototipo y el historial de exposición solar.

Es importante tener en cuenta todos estos aspectos a la hora de elaborar una estrategia y hábitos personales de protección solar. Recomendamos combinar Zen Solaire con ropa protectora y sombreros, y evitar la exposición directa al sol cuando el índice UV sea especialmente elevado.

Aplicación del Bálsamo Solar Biológico

YouTube video

Empezar calentando ligeramente Zen Solaire en la mano hasta que se derrita. El bálsamo puede parecer espeso a primera vista, pero una vez extendido en las manos, se vuelve líquido y se puede aplicar fácilmente sobre la piel. Si es necesario compensar el ligero tono blanco que deja el bálsamo debido a sus minerales, aplicar una pequeña cantidad de la crema de maquillaje Perfecting Illumination sobre el bálsamo solar.

Masajear suavemente sobre la piel en todas las zonas expuestas al sol, incluidos los labios. En las zonas con hiperpigmentación, aplicar otra capa para obtener una protección adicional. Volver a aplicar cada 1-2 horas cuando se exponga a la radiación solar directa dependiendo del tipo de piel y el historial de exposición al sol.

Aplicar el bálsamo cuando los índices de UV sean altos y cuando la piel esté expuesta al sol durante periodos prolongados. Puedes aplicar Zen Solaire en las zonas con pigmentación todos los días.

Gracias a su composición rica en nutrientes, los ingredientes de plantas siguen actuando durante muchas horas después de la aplicación del bálsamo. Al final del día la piel permanece suave y nutrida.

Para uso en interiores o en los meses de invierno, recomendamos utilizar Perfecting Illumination o cualquiera de nuestras otras cremas. Las cremas ayudan a la piel a aumentar progresivamente sus mecanismos de autoprotección frente a los rayos UVA.

Es importante recordar que la autoprotección de la piel se tiene que reforzar gradualmente. Si la piel no se ha expuesto al sol en los últimos meses, empezar con exposiciones breves (unos minutos, según el tipo de piel y el historial) y añadir poco a poco un minuto cada día. Una exposición prolongada, sobre todo si la piel no está acostumbrada al sol, puede provocar daños solares, independientemente del valor de SPF que se utilice.

Recomendamos desarrollar una estrategia personalizada, incluyendo el protector facial solar natural Zen Solaire, así como sombreros y ropa para protegerse del sol de una manera eficaz y saludable durante todo el año.

Las mantecas naturales se derriten a temperaturas superiores a 25ºC

El bálsamo contiene mantecas de plantas naturales que se derriten a temperaturas superiores a 25ºC (77º Fahrenheit) y se solidifican por sí solas a temperaturas más bajas. Si el bálsamo Zen Solaire se derrite, puede colocarse en el congelador para recuperar su textura sólida.

Sin embargo, el hecho de que las mantecas se derritan a menudo podría afectar a la dispersión de minerales y, por tanto, ofrecer una menor protección. Es por eso que recomendamos rellenar un tarro pequeño previamente desinfectado con la cantidad diaria necesaria de producto, de modo que se pueda llevar un tarroo pequeño del bálsamo encima mientras el tarro grande permanece en un lugar fresco durante el verano.

Es importante tener en cuenta que solo los bálsamos de LE PURE se pueden transferir a recipientes más pequeños. Todos los demás productos podrían contaminarse fácilmente si entran en contacto con los dedos, un envase no esterilizado o cualquier otro objeto.

Productos relacionados

Bálsamo Hidratación Total

103 177 

Maquillaje Hidratante Natural

41 103 

Prueba el protector solar Zen Solaire

12 
Categorías relacionadas
Contenido relacionado

Zen Solaire opiniones

5,0
Basado en 24 reseñas.
5 estrellas
100
100%
4 estrellas
0%
3 estrellas
0%
2 estrellas
0%
1 estrella
0%
1-5 of 24 reseñas
  1. Durante el verano he utilizado Zen Solaire y realmente creo que es la mejor protección solar para mi piel.

  2. ¡¡Me encanta este protector solar!! Se extiende bien, no deja la piel blanca y me nutre muchísimo.

  3. Vivo en la región parisina y puedo decirles ¡que es extraordinario! Al aplicar deja una fina capa blanca que se desvanece casi inmediatamente, y el producto penetra completamente. No deja sensación de calor en la piel… Realmente se nota la barrera protectora contra los rayos solares. Mi marido, que tiene una piel más sensible al sol que la mía, también lo probó y le encantó, ¡incluso me dijo que es el mejor protector solar natural para la cara que ha probado!

  4. Como utilizo protección solar a diario, y también he usado cosmética natural y protección solar exclusivamente mineral durante años, por supuesto que tuve que probar Zen Solaire inmediatamente. La consistencia firme es inusual al principio, pero también lo hace más fácil de dosificar. Siento la piel maravillosamente suave, cuidada y protegida. Con las temperaturas actuales, esto me resulta muy agradable. Se funde fácilmente al extenderla y, sobre todo, no deja un residuo graso. También funciona estupendamente como último paso de la rutina antes del maquillaje.

  5. ¡Me encanta!

    Vivo en zona de playa, y hago deporte aunque no a horas de sol intenso. Siempre buscaba texturas secas que aguantasen con el sudor, pero siempre me salían granitos por obstrucción de la piel.

    Notas que te protege y ofrece homogeneidad en el ligero bronceado. Además resiste al agua y al sudor. Cuesta un poco de extender hasta que se le coge el punto y la cantidad, y al principio el tono blanquecino llama la atención, pero se absorbe enseguida. ¡Todo un descubrimiento!