,

¿Cómo preparar tu piel para el sol?

 

En primavera los días empiezan a ser más largos y menos nublados, lo que nos expone a más radiación ultravioleta. Nuestro cuerpo está diseñado para adaptarse al medio ambiente siempre que respetemos algunos hechos fundamentales. Una buena preparación de la piel para el sol incluye la exposición solar progresiva, la renovación celular y la nutrición idéonea de la piel.

Los cambios drásticos, como pasar de no exponerse al sol a estar varias horas bajo la radiación solar, son muy perjudiciales para la piel y pueden provocar quemaduras solares y una producción excesiva de melanina.

Saber cómo preparar la piel para el sol ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro, hay que exponer la piel gradualmente al sol para que aumente su autodefensa.

 

Protección Solar Biológica Antiedad – PARTE 1

Este es el primer artículo de nuestra serie de contenidos sobre la protección solar biológica antiedad.

1. Cómo preparar tu piel para el sol
2. Entrena tu piel para un bronceado saludable y seguro
3. Cinco consejos esenciales para preparar la piel para un buen bronceado
     3.1. Preparara tus melanicitos
     3.2. Exposición solar progresiva
     3.3. Nutrientes de plantas fotoprotectores
             3.3.1. Ingredientes de plantas que potencian la protección solar
             3.3.2. Betacarotenos, y vitamina A (retinol natural)
             3.3.3. Vitamina C y E
3.3.4. Polifenoles

4. Regeneración celular y exposición solar
     4.1. Tratamiento para preparar la piel para el sol
5.  Alimentos que potencian la protección del sol

 

Entrena tu piel para un bronceado saludable y seguro

 

train your skin to tan

Un protector solar con un FPS alto puede parecer un atajo para permitir una exposición prolongada al sol justo después de los meses de invierno. Sin embargo, la realidad es que estos productos pueden prevenir las quemaduras solares, pero no pueden evitar los daños de los rayos UVA, si la piel no está preparada y desnutrida.

Por lo tanto, es esencial entrenar la piel para que se broncee de forma segura con nutrientes específicos, una exposición solar progresiva y rutinas de cuidado de la piel.

 

Cinco consejos esenciales para preparar la piel para un buen bronceado

Los pasos ideales para preparar la piel para el verano incluyen nutrirla tanto por dentro como por fuera, así como seguir una exposición solar progresiva y una rutina de cuidado de la piel ideal.

 

Prepare your melanocytic cells

skin pigment melanin

Los melanocitos son células de la piel que producen el pigmento cutáneo llamado melanina. Sus tentáculos hacen que parezcan pulpos.

La exposición solar progresiva y el aporte de nutrientes de plantas concentrados a la piel favorecen el funcionamiento óptimo de los melanocitos.

El equilibrio ideal de estas células es clave para prevenir la sobreproducción de melanina y evitar la concentración de pigmentos en la piel (hiperpigmentación).

 

Exposición solar progresiva

gradual sun exposure

Las diferentes estaciones del año nos proporcionan de forma natural una exposición gradual al sol, pero nuestro cambio a un estilo de vida cada vez más en interiores hace más difícil tomar el sol de forma progresiva.

A menudo, la carencia de vitamina D hace que nuestro cuerpo tenga aún más ganas de pasar horas prolongadas al sol.

La fuerza del sol se mide por el índice UV, que depende de la capa de ozono, la latitud, la estación del año, la altitud, las nubes y la hora del día. También importa el entorno, ya que el agua, la arena y la nieve reflejan los rayos UV, lo que puede aumentar la cantidad de radiación solar total.

Lo importante es empezar despacio y exponer la piel a periodos cortos de radiación. Unos pocos minutos al día, según el tipo de piel y la radiación UV. Estas pequeñas cantidades de radiación permiten a la piel construir su autodefensa y evitar una sobreestimulación de los melanocitos.

Para tener una protección solar natural saludable y antiedad desde el exterior, debemos combinar minerales de protección solar física, nutrientes de plantas fotoprotectores y ropa que nos proteja.

No existe una recomendación universal sobre cuántos minutos se puede pasar al sol debido a los múltiples factores que intervienen. Es esencial desarrollar una estrategia de protección solar propia y personalizada.

 

Nutrientes de plantas fotoprotectores

sun flower antioxidants

Aportar a la piel nutrientes de plantas biológicos de la máxima calidad le permite defenderse mejor de las agresiones externas. El aporte de nutrientes específicos potencia el metabolismo de la piel, la regeneración cutánea y el funcionamiento óptimo de sus melanocitos.

INGREDIENTES DE PLANTAS QUE POTENCIAN LA PROTECCIÓN SOLAR

Las plantas desarrollan de forma natural un mecanismo que las protege de la radiación UV. Gracias a la elaboración de extractos crudos de plantas en su totalidad podemos aportar a la piel estas propiedades fotoprotectoras.

Utilizando el totum de los nutrientes de la planta conseguimos preservar las interacciones beneficiosas entre los cientos de componentes individuales de la planta.

Sin embargo, la mayoría de los productos para el cuidado de la piel utilizan componentes aislados de las plantas (vitamina C, retinol, ácido hialurónico, etc.). Cabe recalcar que estos ingredientes aislados no contienen el perfil nutricional completo de la planta y, por tanto, son menos eficaces que los extractos crudos de plantas en su totalidad. Además, es más probable que causen reacciones alérgicas o fotosensibilidad.

BETACAROTENOS Y VITAMINA A (RETINOL NATURAL)

El betacaroteno también se denomina provitamina A, porque el cuerpo puede convertirlo en vitamina A o retinol. En la dosis adecuada, el betacaroteno es una alternativa ideal, natural y no sensibilizante al retinol sintético. Además, mejora el funcionamiento óptimo de los melanocitos. Estas células productoras de melanina son las responsables de la pigmentación de nuestra piel y el equilibrio adecuado es clave para asegurar una distribución uniforme del pigmento y evitar las manchas oscuras.

 

betacarotenes

VITAMINA E, POLIFENOLES Y MICRONUTRIENTES

Los extractos de plantas que aportan a la piel vitamina E, vitamina A, polifenoles y micronutrientes ejercen funciones reparadoras y reguladoras de la piel, esenciales para contrarrestar el envejecimiento de la piel. También proporcionan una cierta protección solar.

 

Regeneración celular y exposición solar

La regeneración celular es clave durante los meses de mayor exposición solar, ya que la piel trabaja más y la radiación UV provoca una mayor queratinización de la piel. La piel se regenera cada 21-28 días y estos ciclos se alargan a medida que envejecemos. Una exfoliación suave puede acelerar el ciclo de regeneración al eliminar las células muertas de la piel y aumentar la circulación sanguínea.

True Revelation se ha formulado para proporcionar a la piel las propiedades regeneradoras y los nutrientes idóneos. Es una potente emulsión multifuncional que exfolia suavemente la piel con partículas de la cáscara de coco.

El extracto crudo de la planta entera de la flor de caléndula contiene altas cantidades de betacarotenos, que mejoran el funcionamiento óptimo de los melanocitos. Estos nutrientes son especialmente importantes antes y durante los primeros días y semanas de exposición solar. El correcto funcionamiento de los melanocitos favorece que el tono de la piel sea uniforme y sin manchas oscuras.

TRATAMIENTO PARA PREPARAR LA PIEL PARA EL SOL

natural retinol treatment

Por la noche, después de limpiar la piel, aplicar 2-3 veces por semana como tratamiento intensivo a partir de la primavera. Es preferible utilizar una pequeña cantidad de producto con un breve masaje de exfoliación muy suave durante cada aplicación. Evitar frotar fuerte y las exfoliaciones prolongadas.

Recomendamos una exfoliación suave más frecuente en lugar de una gran cantidad de producto y un masaje prolongado de vez en cuando. Es importante exfoliar de manera suave, porque frotar la piel con fuerza y de manera repetido durante la limpieza o la exfoliación puede causar o agravar la hiperpigmentación.

La exfoliación suave debe continuarse durante los meses de exposición solar, porque la radiación del sol produce más queratina que endurece la piel y puede causar manchas oscuras. 

Por lo tanto, en los meses de verano hay que estimular el rejuvenecimiento celular de la piel para evitar la hiperpigmentación.

Si se padece hiperpigmentación y melasma, se debe tener paciencia. La piel tarda años en producir manchas oscuras y, por lo tanto, no desaparecen en pocas semanas. Nutrir y proteger adecuadamente la piel, así como abordar las causas internas, nos aporta los mejores resultados a largo plazo.

No debemos olvidar que frotar la piel de manera fuerte y repetida durante la limpieza o la exfoliación puede causar o agravar la hiperpigmentación. Recomendamos seguir el Ritual de Limpieza Facial Antiedad para evitar la irritación y los daños en la piel.

 

Alimentos que potencian la protección del sol

sun protection foods for the skin

Los alimentos con nutrientes fotoprotectores favorecen la capacidad de autodefensa del organismo gracias a sus acciones terapéuticas a nivel celular. Una dieta rica en antioxidantes crea una base protectora que actúa continuamente en nuestro organismo.

Ciertos alimentos aumentan la actividad de los melanocitos. Los vegetales verdes y anaranjados son especialmente ricos en betacarotenos. Las zanahorias son la primera verdura que nos viene a la mente, pero también los berros, las calabazas, la calabaza de invierno, los boniatos, los ñames, los albaricoques, las papayas, los mangos y las bayas son excelentes fuentes de betacarotenos.

Las verduras de hoja verde oscura, como las espinacas, la col rizada, el mangold y el brócoli, también contienen muchos betacarotenos, al igual que el té verde y la menta. Hay que asegurarse de comprar alimentos biológicos de alta calidad, porque el contenido de betacarotenos en las verduras frescas puede variar mucho y depende de la composición del suelo, la época del año, la madurez y la exposición a la luz y el oxígeno.

Se debería empezar a consumir esta dieta rica en betacarotenos unas semanas antes de la primera exposición al sol y continuar durante todo el verano.

Todos estos pasos ayudan a preparar la piel para el sol de forma natural. Al igual que con la nutrición, la clave del éxito a largo plazo es una serie de hábitos diarios y nutrientes de alta calidad, que fortalecen tu cuerpo y tus órganos. Cuando se trata de nuestra piel y el sol, no hay una solución rápida. Nuestra piel necesita la cantidad adecuada de exposición solar diaria y nutrientes de alta calidad para protegerse del daño cutáneo y la hiperpigmentación. Y recuerda que una crema solar con un SPF elevado contiene principalmente agua y grasas modificadas químicamente, que no proporcionan a la piel una protección solar antiedad y beneficiosa.